Why a Catholic Education? / ¿Porqué una educación católica ?

Parents have many decisions to make, and one of the most important concerns their child’s/children’s education. There are several choices available to parents when considering early childhood and elementary education and each family makes a personal choice based on their circumstances and goals.

As the principal of Blessed Sacrament Catholic Academy, with many years of experience both as a teacher and administrator, I would like to share my thoughts on the importance of choosing a Catholic education.
First and foremost, a Catholic academy is so much more than just a school: it is a faith-based community of students, parents, teachers and staff. It is a safe caring community, where the virtues and values of Jesus are both taught and practiced. From Pre-K to Grade 8 our students learn compassion, which is so needed in today’s world.

We see the practice of our faith as essential to family life and the spiritual and emotional growth of our students. In a Catholic academy children have the wonderful opportunity to study Catholic doctrine, attend Mass and pray with their teachers and peers. The importance of parents as their child’s first teacher is recognized and parents are encouraged to share their faith with their child.

In addition to the focus on religion and values, we also emphasize academic excellence. Our teachers, who are dedicated to their students, are knowledgeable, hardworking, nurturing and supportive.These teachers work with the students, parents and administration to ensure that each student attains his or her individual potential. Teaching is a profession, but teaching in a Catholic school or academy is a vocation as well.

There are many other reasons to choose Catholic education for your child. I have touched on the three that I feel are the most important. I invite you to think about them and their importance in the future success and happiness of your child.


Los padres tienen muchas decisiones que tomar y una de las más importantes es la educación de sus hijos. Hay varias opciones disponibles para los padres en la infancia y la educación primaria y cada familia hace una elección personal en función de sus circunstancias y objetivos.

Como directora de la Academia Católica el Santísimo Sacramento y con muchos años de experiencia como profesora y administradora, me gustaría compartir mis pensamientos sobre la importancia de la elección de una educación católica.

Primero y más importante, una academia católica es mucho más que una escuela: es una comunidad basada en la Fe de los estudiantes, los padres, los maestros y todo el personal. Es una comunidad solidaria donde se enseñan y practican las virtudes y valores de Jesucristo. Desde el jardín de infancia hasta el 8˚ grado nuestros estudiantes aprenden compasión, la cual es tan necesaria en el mundo actual.

La práctica de nuestra Fe es una parte esencial para la vida familiar y el crecimiento espiritual y emocional de nuestros estudiantes. En una academia católica los niños tienen la oportunidad de estudiar la doctrina católica, asistir a misa y rezar con sus maestros y compañeros. Reconocemos la importancia de los padres como los primeros maestros de sus hijos y los animamos a compartir su Fe con su hijo.

Además del enfoque en la religión y los valores, también hacemos hincapié en la excelencia académica. Nuestros profesores, quienes se dedican a sus estudiantes, son eruditos, trabajadores, cuidadosos y solidarios. Ellos trabajan con los estudiantes, los padres y la administración para asegurar que cada estudiante alcance su mayor potencial individual. La docencia es una profesión, pero enseñar en una escuela católica o academia es también una vocación.

Hay muchas otras razones para elegir la educación católica para sus hijos. Me he referido a las tres que creo que son las más importantes. Los invito a pensar en ellas y en su importancia para conseguir el éxito y la felicidad de su hijo.